viernes, 17 de febrero de 2012

Plantas heterogéneas.

Si regáis con esfuerzo
vuestra planta heterogénea
crecerá casi sin daros cuenta.
Aprenderéis que con luz
y agua su delicadeza
y hermosura perdurará
siempre en el tiempo.
Aunque acabase
marchitándose por
diversas circunstancias.
En vuestro recuerdo
y en el de los demás
siempre quedará.
Observad como
la persistencia, costancia
y tenacidad terminan
dando buenos frutos.
Tal vez ahora no lo veáis,
pero seguro que si mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada